Logo

La Sede Santiago llevó a cabo la primera sesión de este 2021 del Consejo de Egresados, espacio de relacionamiento y vínculo con nuestros exalumnos, que nos permite mantener una retroalimentación sobre su experiencia como egresado y fidelización de ellos con respecto al quehacer permanente de la Sede.

La sesión, que contó con una convocatoria amplia de egresados de diferentes carreras, correspondientes a las 3 últimas cohortes de egreso, comenzó con las palabras del Vicerrector de la Sede Santiago, Claudio Apablaza, quien realizó una presentación para informar sobre los avances de la Institución en el último año y el plan de mejora para la próxima acreditación, entre otras cosas.

“Para UDLA, el vínculo con los egresados y empleadores debe ser sistemático y significativo, con el fin de apoyar la empleabilidad y velar por la pertinencia del Perfil de Egreso. Con respecto al tema laboral,  el portal Mi Futuro refleja que hoy tenemos un 70.8% de tasa de empleabilidad al segundo año de egresado; mientras que en nuestra Encuesta de Empleabilidad (2020) esa cifra llega al 82% al tercer año de egreso”, explicó entre otras cosas Apablaza.

Luego, la autoridad de UDLA tuvo un espacio para contestar dudas y reflexiones de los egresados de diferentes sedes de nuestra casa de estudios. “Si bien cuando se perdió la acreditación fue un momento muy complejo, el crecimiento que han tenido como institución hasta ahora ha sido tremendo, especialmente en el área de Vinculación con el Medio. Como universidad están haciendo bien las cosas y eso ha permitido que se posicione de buena forma”, explicó el egresado Ismael Canales.

Como consejo a los nuevos egresados, Canales les deseó éxito afirmando que “los primeros meses pueden ser complejos, pero créanme que las herramientas que UDLA les ha entregado, les permitirá tener buenos resultados a la larga”.

Tras el espacio de conversación, se desarrolló de la charla “No dejes que el Síndrome del Impostor te paralice”, impartida por Gaby Díaz, coach, especialista en empleabilidad y marca personal. La profesional comenzó su ponencia definiendo lo que significa el “Síndrome del Impostor”.

Es un trastorno psicológico que le impide a las personas asumir sus propios logros. La persona asume que el trabajo obtenido por ejemplo es por el azar, suerte, porque justo estuvo en el momento, por recomendación; pero siempre quitándose el valor de estar en ese lugar”, explicó.

Con respecto al ciclo del impostor, Díaz afirmó que “siempre parte de una nueva oportunidad, para luego pasar al miedo, pánico y desconfianza. En el punto tres existe una procrastinación y/o sobre esfuerzo, para posteriormente vivir el éxito que es cuando encuentro el trabajo que veía tan lejano. ¿Qué viene ahora? Aparece el alivio inicial. Pero ahí comienza otro proceso del ciclo, que apunta a centrarme en los errores y comienzo a negar el éxito”.

Esta temática fue elegida pensando en que los asistentes fueron egresados recientes de UDLA, por lo que están en pleno proceso de inserción en una organización o ya están recibiendo propuestas de crecer en sus espacios laborales. 

Comparte: