Logo

Uno de los temas más importantes que ha surgido a partir de la pandemia es cómo cuidar la salud mental. En esta oportunidad, la Escuela de Kinesiología de la Sede Concepción, reunió a la comunidad estudiantil de egresados para analizar los aportes de la kinesiología en salud mental.

Los encargados de la actividad fueron los kinesiólogos Javier Ramírez y Jorge Mondaca, presidente y vicepresidente Macro Zona Sur de la Sociedad Chilena de Kinesiología en Salud Mental (SOKISAM), quienes expusieron sobre los inicios de la salud mental en el mundo y en Chile y cómo esto se ha convertido en una nueva área de desarrollo para los profesionales.

Durante la presentación, se analizaron los modelos, métodos y enfoques de intervención kinésica en salud mental, así como también se presentó el “vínculo” como relación/alianza terapéutica. Por último, en relación a la formación profesional, se compartió con la audiencia los actuales programas de especialización en kinesiología en salud mental en Latinoamérica y Chile.

“Fue una grata experiencia compartir algunas reflexiones y proyecciones de nuevas áreas de exploración de la profesión, la cual se debe a sus usuarios y usuarias, y por sobre todo a la comunidad. Los profesionales kinesiólogos son personas con un sentido y alta vocación por ayudar al prójimo, dependiendo de su especialidad y áreas de trabajo. Debemos instar a las nuevas generaciones a ser agentes activos de cambios”, manifestó Javier Ramírez.

Por su parte, Javier Mondaca, egresado de UDLA, se mostró agradecido de UDLA, “la instancia ha hecho que compartamos experiencias y enfoques de esta nueva área que se está formando en el país. Sin duda, estas actividades aportan e impactan de manera positiva en la comunidad kinésica, pero sobre todo a los kinesiólogos en formación, abriendo una posibilidad más de desarrollo profesional futuro, como es en este caso la salud mental. Creo y confío en que UDLA es y será un agente importante en el desarrollo de esta área emergente, gracias a su enfoque comunitario, permite que sus estudiantes incluyan las ciencias sociales como una pieza más a su formación teórica y práctica”.  

 

Comparte: