Logo

Cada vez son más las empresas que buscan la transparencia y formas de medir sus impactos. Las instituciones que se certifican como Empresa B asumen un compromiso de mejora continua y ponen su propósito social, económico y ambiental en el centro de su modelo de negocios.

Para conversar sobre la importancia de esta certificación, la Escuela de Comunicaciones de UDLA invitó a Patricia Torres, gerenta de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Natura, empresa que cuenta desde 2014 con la certificación B Corp, integrando una red global de empresas que asocian el crecimiento económico en la promoción del bienestar social, económico y ambiental.

La profesional comenzó explicando que, durante los últimos años, la empresa ha definido tres focos de trabajo: el cuidado de las personas, el cambio climático y la economía circular. “Este grupo tiene un propósito mucho más allá de ganar dinero”, manifestó.

Sobre el área del cambio climático, Torres afirmó que desde el 2000, la empresa firmó un compromiso con la Amazonia donde se acordó preservar la naturaleza, desarrollar a las personas, valorar la cultura y cuidar el planeta.

“Nosotros no generamos ningún impacto negativo en el medioambiente. Tenemos acuerdos con las comunidades para que ellos recolecten las materias primas y con eso hacemos nuestros productos, (…) actualmente tenemos un ecoparque en donde se hace la innovación de todos los productos. Tenemos más de 6 mil familias impactadas, lo que se traduce en cerca de 21 mil personas”, explicó.

Con respecto a la economía circular, la expositora afirmó que “Natura busca ofrecer lo máximo, usando lo mínimo y reduciendo excesos. Actualmente usamos material reciclado o de origen renovable, además de repuestos hace más de 30 años (…) El ahorro que estamos generando actualmente equivale a la basura diaria producida por 4.7 millones de personas”.

Como parte de los compromisos de la empresa a futuro, la gerenta explicó que está recuperar y destinar para reciclaje los residuos generados por envases y embalaje de sus productos, y aumentar progresivamente el volumen en todas sus operaciones.

La composición de las fórmulas de los productos también fueron tema de conversación. “El 90% de nuestras fórmulas son hechas con ingredientes naturales. Por ejemplo, usamos alcohol orgánico y tenemos una política de vegetalización de nuestras materias primas (…) Invertimos en biotecnología y buscamos innovaciones inspiradas en la naturaleza. Tampoco hacemos pruebas en animales ni compramos insumos o ingredientes que hayan sido probados en animales”.

Comparte: