Logo

Abriendo una nueva temporada del Ciclo Momento, instancia que tiene como fin establecer conversaciones entre estudiantes y las prácticas que estén sucediendo en el ambiente, la Escuela de Arquitectura invitó al primer capítulo al artista visual Nicolás Grum, quien conversó con los docentes Leandro Cappetto y María Jesús Schultz sobre su trabajo.

Grum es un artista de larga trayectoria que en los últimos años de su trabajo se ha enfocado en investigaciones en torno a las estructuras del poder y sus diversas manifestaciones en distintos contextos, enfatizando en las dispares relaciones de fuerzas dentro de la estructura social.

Tras revisar algunos trabajos como actividad inicial, el expositor afirmó que “en estos proyectos hay una reflexión sobre las estructuras de poder y eso ha sido algo que siempre me ha llamado la atención y ha definido mi forma de ser. Las relaciones de poder, los poderosos, los grupos que tienen carencias frente a ese poder; esas relaciones siempre me han llamado la atención”.

Sobre la utilización de maquetas en sus trabajos, Grum afirmó que “una de las primeras que hice fue “Cambio de Mando”, relacionada a el saludo entre el dictador Augusto Pinochet y el presidente electo democráticamente Patricio Aylwin en 1990. Ese saludo de mano refleja para mí todo el arreglín social que se había llevado a cabo en el país para terminar con la dictadura (…) Esa imagen me dio vuelta mucho tiempo. Después de pensar mucho rato, se me pasó por la mente el mundo de las maquetas; estas puestas en escena en miniatura que nos muestran de una forma didáctica el paso”.

La popular serie creada en 2015, “La Ruina de la Ruina”, también fue elemento de análisis durante la jornada. En ese sentido, el artista visual sostuvo que “busqué en las tres piezas, replicar acciones o estrategias que se habían tenido durante la invasión española. Hoy los graffitis es lo mismo que hacían las iglesias católicas occidentales al pintar los relieves que tenían los templos de Cusco. Hubo muchas cosas que también les cambiaron su uso. Me interesaba reflexionar mucho sobre eso”.

Con respecto a su intencionalidad al mostrar el tras bambalinas en algunas maquetas, Grum explicó que le interesa mucho “relevar el artificio y eso está muy relacionado con todo el trabajo que he realizado en la dirección de arte tanto en cine como en televisión. Cuando he trabajado ahí me ha llamado mucho la atención el límite de la ficción que uno está creando, dónde termina el set y empieza el estudio”.

“La posibilidad de mostrar el artificio es una posibilidad de hacer un zoom hacia atrás y mirar las cosas desde distintas perspectivas. Me gusta relevar mis propios trucos. Desde un punto de vista esto es un zorrillo, pero desde otra perspectiva es una estructura de manera de balsa y pegamento”, cerró.

Comparte: