Logo

Durante marzo y abril, 21 cultores de la Región Metropolitana fueron parte de la primera versión de la Escuela de Economía Solidaria Indígena, instancia organizada por la Facultad de Ingeniería y Negocios de Universidad de Las Américas en conjunto con el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y la Municipalidad de El Bosque.

Durante la actividad de certificación, los asistentes recibieron las felicitaciones de las autoridades de UDLA, quienes acompañaron de forma cercana este proyecto. El Decano de la Facultad de Ingeniería y Negocios, Gonzalo Islas, apuntó que “toda ceremonia de cierre de un programa es muy especial, un momento de alegría y satisfacción de haber cumplido con éxito un proceso. Esta Escuela es muy importante para nosotros porque en este tipo de programas se hace tangible nuestro trabajo y el concepto de bidireccionalidad y la Vinculación con el Medio”.

A las palabras de la autoridad de UDLA se sumó Rodrigo Vásquez, coordinador de Casa de la Cultura “Anselmo Cádiz” de la comuna de El Bosque: “Nos enorgullece que nuestros vecinos puedan tener acceso a estas herramientas que les permiten evidentemente generar mejores condiciones y desarrollar modelos más sustentables y solidarios”.

En representación de los académicos que participaron como líderes de las actividades, estuvo Ismael Romero, Director de la Escuela de Negocios de UDLA. El profesional comenzó dando las gracias a los cultores afirmando que “para los docentes que participamos ha sido un proceso de aprendizaje importante. Cuando los estudiantes son parte de un pueblo originario, los profesores también aprendemos mucho porque es interesante armar conversaciones. Admiro la valentía de muchas personas que se atrevieron a usar las plataformas online y ser parte de esta actividad”.

Tras la certificación, que se realizó por motivos sanitarios de forma online, tomó la palabra Jazmín Quilaqueo, quien fue parte de la Escuela de Economía Solidaria: “La Escuela fue muy importante para mi crecimiento personal, aprendí mucho de mis compañeros que provenían de diferentes pueblos. Uno de los mayores aprendizajes que tuve fue la idea de volver al origen y tener una nueva economía”.

Comparte: