Logo

La pandemia no ha detenido las ganas de surgir de Genoveva Jara Zúñiga, egresada de Educación Parvularia (2007) y recientemente de Nutrición y Dietética (2021).

Motivada por poner al servicio de la comunidad el aprendizaje adquirido en su última carrera y a un mes de su egreso, decidió emprender de inmediato e instalar una consulta como profesional independiente para ofrecer atención y orientación nutricional a pacientes de todas las edades, consciente también de la importancia de promover la alimentación y estilos de vida saludables en este tiempo de emergencia sanitaria y confinamiento.

“Nutrición y Dietética es una carrera que a lo largo de los años fui conociendo, me fue encantando, sobre todo el poder aportar en ayudar a las personas que lo requieran y se complementa tremendamente con mi primera carrera, Educación Parvularia, fusionando el área humanista con la ciencia”, comenta Jara, quien atiende a través de su cuenta en Instagram. 

¿Por qué decidiste emprender con una consulta independiente?

Decidí emprender porque me gusta la independencia que da esta manera de trabajar. Además, uno va ganando experiencia prontamente, ya que cada paciente es un mundo distinto y único. Por otro lado, es una forma de adaptarse en tiempo de pandemia, donde la tecnología llegó para quedarse. Siempre es importante saber reinventarnos, seguir en constante aprendizaje, adaptarnos a los acontecimientos y verlos como una oportunidad más que un problema.

¿Qué servicios estás entregando a través de la consulta?

Atención nutricional de manera independiente y también a través de trabajo en equipo con colegas del área de la actividad física. Estoy realizando consultas por telemedicina, pero si se requiere también hago visitas domiciliarias con todas las medidas sanitarias para evitar contagio de COVID-19. Además, ofrezco el servicio de capacitación a grupos de personas o empresas sobre temáticas nutricionales en todo el ciclo vital. También estoy preparando mi consulta física que espero inaugurar prontamente.

¿Qué enfoque le estás dando a la atención en este tiempo de emergencia sanitaria?

Si bien la mayoría de mis pacientes presenta más de una patología de base, también estoy priorizando la educación alimentaria, el autocuidado y factores protectores frente a la emergencia sanitaria, tales como realizar actividad física y una correcta alimentación, no con dietas restrictivas, sino que con cambios de hábitos sostenibles en el tiempo. Con ello disminuimos también el sobrepeso u obesidad, que son otra pandemia con la que debemos trabajar, ya que las cifras en Chile están en alza día a día, no solo en la población adulta, sino que también en los niños. Los buenos hábitos alimentarios son justamente factores protectores en las personas y como nutricionistas debemos buscar ideas de cómo nutrir a nuestros pacientes y la población en general, entregando las herramientas necesarias y alternativas al alcance de todos.

¿Por qué es importante preocuparse siempre de llevar una buena alimentación?

Es fundamental, ya que una buena alimentación, equilibrada y suficiente nos ayudará hoy, mañana y siempre a prevenir el sobrepeso, obesidad y un sin fin de enfermedades crónicas no transmisibles, como la hipertensión arterial, diabetes, dislipidemias, entre otras. Existe una frase muy conocida que dice: «Eres lo que comes» y es muy cierta, pues si comes saludable tendrás un buen sistema inmunológico, peso adecuado, buena salud, mayor energía y rendimiento y serás una persona, incluso, más feliz. 

¿Qué fue lo que más te gustó de estudiar Nutrición y Dietética en UDLA?

De la carrera me gustó el ambiente cercano con los docentes y la dirección. Ellos hacen que los alumnos sean partícipes de su aprendizaje y dan posibilidades para desarrollar distintas facetas. UDLA entrega distintas herramientas, fondos concursables, y posibilita ser un alumno activo dentro de la carrera y universidad. Fue un lindo proceso de aprendizaje, junto a mi compañera y actual colega Michelle Díaz nos adjudicamos dos proyectos de fondos concursables de la universidad y también tuve la posibilidad de desempeñarme activamente como presidenta de la carrera. Todos estas herramientas y canales de apoyo logran que hoy en día uno tenga mayores posibilidades a la hora de comenzar a desempeñarse ya como nutricionista propiamente tal.

¿Qué aspectos rescatas de tu formación en UDLA?

Rescato el saber trabajar en equipo, empatizar con las personas, ser proactivo, indagar, investigar siempre estar en constante aprendizaje, aprender a trabajar en comunidad y para la comunidad, buscar tu sello propio, confiar en ti mismo y tus capacidades.

Comparte: