Logo

Israel Fonseca, egresado de la carrera de Técnico de Nivel Superior en Enfermería del Campus La Florida, asumió uno de los desafíos más importantes de su carrera en las últimas semanas: la Municipalidad de La Pintana, lo reclutó para ser parte del Servicio de Urgencia Motorizado (SUM), asistencia inmediata ante situaciones de urgencia de salud con riesgo vital.

¿En qué consiste este nuevo servicio para la comunidad?

Es un servicio de primera respuesta. Somos parte del SIRIC, Sistema Integrado de Respuesta Inmediata hacia la Comunidad, que presta atención las 24 horas, los siete días de la semana a los vecinos de la comuna. El equipo está compuesto por 8 paramédicos los cuales estamos capacitados para atender cualquier urgencia crítica o emergencia. Lo novedoso es que nos trasladamos hasta el sitio donde está el paciente a través de una moto.

¿Por qué deciden hacer el trabajo en este medio de transporte?

La comuna de La Pintana no cuenta con un hospital, el más cercano es el Padre Hurtado por lo que había que diseñar un tipo de respuesta que en teoría reemplazara a las ambulancias y diera una primera respuesta. El tema del tráfico también fue importante porque si una ambulancia por ejemplo se demora 10 minutos en llegar, nosotros tenemos la capacidad de hacerlo en 3’; eso puede salvar una vida.

Cuando hay accidentes o alguna urgencia, nosotros damos una primera respuesta satisfactoria de forma oportuna, rápida y eficiente, pudiendo estabilizar al paciente, cosa de que cuando llegue la ambulancia, solo se dedique a subir a la persona y llevarlo lo más rápido posible a un recinto hospitalario.

¿Con qué elementos cuentan en la moto para realizar sus procedimientos?

Es un medio de transporte bastante completo; lo único que nos diferencia de una ambulancia es que no podemos hacer traslados. Tenemos un equipo de trauma, collar cervical, férulas, vías venosas con suero fisiológico, glucosa, entre otras cosas. También está incluido un equipo de vía área que contempla una máscara laringe, oxígeno, visera pediátrica y adulta y un desfibrilador. Todos estos elementos nos permiten para dar una respuesta satisfactoria a la comunidad.

¿Cómo han manejado la pandemia por COVID-19 en el SUM?

Como Servicio de Urgencia Motorizado también nos ha tocado atender a pacientes contagiados, especialmente adultos mayores, quienes acuden a nosotros porque tienen saturación baja. La intervención incluye desde la parte médica de oxígeno, por ejemplo, hasta una contención psicológica y educación familiar. Como equipo contamos con todos los elementos de protección necesarios para brindarle ayuda a los pacientes y proteger nuestra salud.

¿Cómo analizas la experiencia de trabajar en la calle día a día?

Siempre supe que mi futuro estaría en el área pre hospitalaria. Soy ex uniformado, trabajé en la Fuerza Área por siete años, soy instructor internacional por las compañías AIDER Canadá y el colegio de cirujanos de EE.UU, director y capacitador de la Organización Reanima y Entrena Chile Ltda. Mi enfoque siempre fue trabajar en ese sector,  sentía que muchos compañeros le hacían el quite porque es un trabajo arriesgado, donde todos los días tienes procedimientos distintos. En la calle cambia mucho el escenario: un día puedo hacer un control de signos vitales por una descompensación, pero al otro día puedes atender un parto. Tienes que estar preparado para cualquier situación.

¿Cómo influyó tu paso por UDLA en tu quehacer profesional actual?

Universidad de Las América fue mi gran base. A pesar que tenía algunos conocimientos básicos sobre la materia, una vez que ingresé a la Universidad me involucré de lleno en el sector de la salud, donde me brindaron toda la confianza para alcanzar mis metas. Me entregaron herramientas y recursos para aprender cosas que sabía que me servirían en mi carrera profesional. Siempre me sentí apoyado por UDLA para cumplir mis sueños.

Comparte: