Logo

El Decano de la Facultad de Salud y Ciencias Sociales, Osvaldo Artaza, y el Director del Departamento de Salud Comunitaria, Carlos Güida, fueron invitados por el Departamento de Género del Colegio Médico Regional La Serena a participar como expositores en el primer Seminario de Género y Salud.

Los representantes de UDLA lideraron el bloque de diálogo llamado “Nuevas masculinidades”, el cual estuvo presentado por la médica pediatra de la Universidad de Chile, especialista en medicina social y DDHH, María Isabel Matamala.

Artaza comenzó su exposición afirmando que “el tema de la masculinidad, desde una mirada de género más integral, es algo que nos debe convocar a todos y todas. Hay que reconocer que es un tema que aún no está abordado adecuadamente por las políticas y los programas de salud de la Región; el análisis de la salud de los hombres desde la perspectiva de género es casi impensable. Es momento de movilizar voluntades políticas y recursos para optar a un planteamiento que aborde las necesidades integrales de hombres y mujeres. La construcción de masculinidades saludables es clave en una mirada de género”.

Con respecto a ese último punto, el Decano agregó que “urge favorecer en todas las políticas una deconstrucción de masculinidades. Eso implica deconstruir la conceptualización que hoy tenemos sobre masculinidad hegemónica, de tal manera de abrir posibilidad para que los hombres dejemos de estar prisioneros del cumplimiento de un rol establecido en la sociedad, de tal manera de poder abrirnos a explorar nuevas masculinidades y romper estereotipos”.

Por su parte, Carlos Güida sostuvo que “ddespués de la segunda ola de feminismo, se empieza a activar y surgir planteamientos entre los hombres que fue generando diferencias de posicionamiento. Hombres que estaban buscando una nueva masculinidad, pero sin perder el poder. No es por la orientación sexual, ni la clase social que los hombres desarticulamos el poder per se. No hemos visto el mismo entusiasmo que tienen las mujeres”

El Director del Departamento de Salud Comunitaria cerró afirmando que “es imposible generar un cambio real y auténtico si los hombres no se involucran. Para que eso ocurra tienen que cambiar muchas cosas, porque son aspectos culturales, no solamente legislativos”.

Comparte: