Logo

“Mujeres en el poder, cada vez más preparadas y competentes”, es el título del reportaje que realizó el diario El Mercurio de Valparaíso para destacar la creciente participación femenina en cargos directivos de alta relevancia en la Región de Valparaíso.

En el artículo relevó el rol que actualmente cumplen ocho mujeres en distintas áreas de la zona, entre ellas la Vicerrectora de la Sede Viña del Mar, Paola Espejo, quien es la única mujer de la región en un cargo de alta dirección en educación.

La académica, quien es profesora de Educación Física, Magíster en Educación de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y actualmente está cursando un Doctorado en Educación Online en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), España, habló de su vasta experiencia en gestión educativa y de los logros y desafíos que aún tiene nuestro país en el ámbito de políticas públicas para promover una mayor participación de mujeres en cargos de jefatura, destacando la labor efectuada por UDLA en este sentido y el interés de la institución por promover la equidad de género y dar visibilidad al rol de la mujer en el mundo laboral.

Creo que las mejores experiencias en mi labor académica han estado relacionadas con la dirección y gestión en educación. Me preocupa mucho el bienestar de las personas y en el cargo de dirección las posibilidades de tomar decisiones en esa línea son muchas. En este sentido, en 2018 se presentó un nuevo desafío en el que asumí como Vicerrectora de Universidad de Las Américas, Sede Viña del Mar, cargo que mantengo hasta hoy”, contó Paola Espejo.

Sostuvo que “las políticas públicas en torno a cargos de alta dirección para mujeres aún son incipientes y, por lo mismo, poco conocidas. No obstante, la creciente presión de la sociedad en este ámbito ha comenzado a cambiar la cultura chilena, poco a poco ganando espacios y, sobre todo, destruyendo mitos alrededor de la figura de una mujer en cargos de dirección, como la incapacidad de compatibilizar la maternidad con el cargo, las diferencias en los estilos comunicativos y en general, los estereotipos de género tan arraigados en nuestra sociedad. Hasta hoy, el esfuerzo de cada una de nosotras es lo que ha prevalecido. Creo que el futuro nos deparará muchos cambios positivos”.

 Sobre el significado que tiene el haber llegado a ocupar el cargo de Vicerrectora en UDLA Sede Viña del Mar, dijo que es motivo de gran orgullo, pero también una profunda responsabilidad, pues al ser mujer los estándares se vuelven más exigentes.

Creo que ser la única mujer a cargo de una universidad en una región universitaria es un privilegio, siendo parte de una institución como UDLA, que tiene interés por promover y dar visibilidad al rol de la mujer en el mundo laboral y a la equidad de género, que destaca por tener entre sus principales autoridades a mujeres, rectora y prorrectora; por contar con un 59% de cargos académicos de alta responsabilidad liderados por mujeres y con un 60% de mujeres desempeñándose como académicas. Trabajar con mis colegas rectores, directores y vicerrectores, ha sido un agrado y la recepción de las autoridades regionales siempre ha sido óptima. Por ello, estoy agradecida y continuaré trabajando para dar lo mejor de mi como persona y mujer”.

Comparte: