Logo

La Escuela de Fonoaudiología llevó a cabo la “Jornada de Neurodegeneración: Nuevas perspectivas para el diagnóstico de cuadros demenciales”, instancia en la que se abordó el diagnóstico diferencial de la enfermedad de Alzheimer y Demencia Frontotemporal, desde la neuropsicología, y el deterioro cognitivo y demencias en adultos con Trastorno del Espectro Autista.

El encuentro inició con la exposición de David Toloza, fonoaudiólogo de la Universidad Austral de Chile, Magíster en Neurociencias, Universidad Autónoma de Chile y académico de Fonoaudiología de UDLA, quien realizó una actualización disciplinar sobre las diferencias y similitudes neuropsicológicas entre la enfermedad de Alzheimer y la Demencia Frontotemporal, destacando la importancia de un diagnóstico precoz en ambos cuadro: “La lesión cerebral o el deterioro progresivo de las demencias tiene como uno de sus principales biomarcadores al lenguaje y sus funciones. Comienza con déficit de la nominación hasta finalizar en una afasia global o mutismo, lo que por consecuencia produce en el individuo la denominada anomia” señaló el investigador.

En la misma línea, Carolina y Gisel Iturra, ambas fonoaudiólogas de la Universidad Austral de Chile y especialistas en abordaje de pacientes con Trastorno del Espectro Autista y Neurorehabilitación, presentaron su estudio “Cognitive Dysfunction and Dementia in Adults with Autism Spectrum Disorder”, cuya hipótesis plantea que la población con Trastornos del Especto Autista progresa a estados de demencia producto de la discapacidad intelectual diagnosticada en la infancia.

“La discapacidad intelectual de grado moderado a profunda impacta significativamente a lo largo de todo el ciclo vital, reflejándose en el declive de los procesos cognitivos como la memoria y la función ejecutiva. Lo que repercute en la flexibilidad cognitiva, favoreciendo el progreso del Trastorno del Espectro Autista (TEA) a un deterioro cognitivo y a una posterior evolución a cuadros demenciales” manifestó Carolina Iturra.

Por su parte, Gisel Iturra agregó “es primordial el desarrollo de estudios que ayuden a comprender los procesos demenciales en personas adultas con diagnóstico de TEA, investigaciones que nos permitan comprender los mecanismos neuroprotectores que podrían mitigar las repercusiones cognitivas frente a esta carga neuropatológica manifestada una vez que se expresan los cuadros clínicos en sujetos con TEA”

El encuentro finalizó con una ronda de preguntas en la que los especialistas pudieron responder las dudas de los asistentes.

Comparte: