Francisca Silva, egresada de la Escuela de Derecho

“Destaco el carácter humano en la formación, yo no era solo un RUT”

  • ¿Cómo recuerdas tu paso por UDLA?

Entré a la Universidad con 17 años becada desde la enseñanza media por rendimiento, y con unas ansias tremendas por mantener las becas, las que me permitirían estudiar y las que me dio también la Universidad.
Recuerdo siempre haber contado con la Directora de Carrera en ese tiempo, Amelia Zúñiga, quien siempre resolvía todas mis inquietudes, me reconocía y apoyaba, nunca me olvidaré de ella.

  • ¿Qué destacas de tu formación como profesional en la Universidad?

Destaco el carácter humano en la formación, no era solo un RUT, me sentía una alumna con nombre, apellido y características propias. Eso me enseñó a siempre ver la persona que hay detrás de un cliente. Además, la malla de la carrera contiene asignaturas de formación no solo teórica, sino también valórica, que me permitió desarrollarme y conocerme como persona profesional.

¿En qué estás trabajando y cuál ha sido tu mayor logro hasta el momento?


Actualmente me dedico al ejercicio libre de la profesión y soy académica de UDLA. Debido a mi rendimiento, luego de ser ayudante, la Facultad de Derecho me dio la oportunidad de enseñar aquello que la Universidad inculcó en mí: aprender haciendo y en comunidad.

En cuanto a mis logros, es complejo señalar cuál ha sido el mayor, ya que he logrado todo lo que me he propuesto, y todas han sido muy valiosas para mí.

  • ¿Cuáles son tus proyecciones a futuro?

A futuro pretendo alcanzar un cargo que me permita complementar mi espíritu social con el ejercicio de labores, quizás como funcionario municipal en algún cargo de índole jurídico. Y paralelamente, me permito soñar también con enseñar toda mi vida cada aprendizaje que el ejercicio profesional me entregue.

 

Comparte: