Sede Viña del Mar reanuda actividades académicas presenciales con estricto protocolo sanitario

Publicado el 18 de noviembre de 2020

Desde el lunes 9 de noviembre y tras el paso de la comuna de Viña del Mar a Fase 3 de Preparación, el Campus Los Castaños reabrió sus puertas y retomó actividades académicas presenciales bajo un estricto protocolo sanitario.

El reinicio de las labores se enfocó principalmente en actividades prácticas esenciales, inicialmente para estudiantes de carreras de Medicina Veterinaria, Enfermería, Kinesiología y Terapia Ocupacional, quienes a través de diferentes módulos con dotación reducida asistieron a Sede Viña del Mar a clases prácticas y talleres de distintas asignaturas, las que se desarrollan en un formato híbrido que también incluyó la transmisión en directo para los estudiantes que siguen en sus casas con clases remotas.

La reanudación de actividades prácticas esenciales en el Campus Los Castaños ha sido muy exitosa, con un ingreso muy expedito, que evaluamos positivamente. Este es un proceso gradual al que los estudiantes pueden acceder previa inscripción a través de sus carreras”, comentó Paola Espejo, Vicerrectora de Sede Viña del Mar.

La autoridad dijo que para este retorno se implementó un riguroso protocolo sanitario, el que incluye tres puntos de registro para ingresar a la sede, con personal exclusivo para supervisar medidas sanitarias como uso de mascarilla, control de temperatura, distanciamiento físico y aforo permitido. También se habilitaron zonas de desinfección con alcohol gel, se reforzó la señalética de medidas sanitarias, se demarcaron espacios para mantener la distancia física, se establecieron los aforos por recinto dentro de la sede y se determinó una salida diferenciada para quienes se retiran del recinto, entre otros.

La Vicerrectora agregó que además de las actividades académicas, los estudiantes pueden solicitar atención en la Dirección de Asuntos Estudiantiles, en Biblioteca, Admisión, Registro Curricular, servicio de impresión y retiro de insumos, recintos que cuentan con protocolos de acceso especial que complementan al implementado para la sede. Además, adelantó que estas próximas semanas se realizarán actividades presenciales para estudiantes de primer año, que incluirán visitas al campus, talleres académicos y de bienestar.

Este retorno a actividades presenciales fue bien evaluado por estudiantes, académicos y docentes, quienes valoran las medidas adoptadas por la Sede para prevenir el contagio de COVID-19 y seguir promoviendo el proceso de enseñanza y aprendizaje de los alumnos durante la emergencia sanitaria.

La vuelta a la presencialidad la esperábamos con ansias. Fue muy enriquecedor regresar al aula y realizar actividades prácticas que nos benefician como futuros kinesiólogos”, dijo Lucía Galleguillos, estudiante de cuarto año de Kinesiología, quien asistió a la asignatura de Intervención Músculo esquelética, mientras que Carlos Valdebenito, alumno de tercer año de la misma carrera, quien estuvo en la asignatura de Evaluación Kinésica, expresó que “las actividades presenciales son un componente fundamental para demostrar y perfeccionar lo adquirido en la teoría. La clase fue muy buena, didáctica y acorde a lo que esperaba, permitiendo adquirir aprendizajes fundamentales para el kinesiólogo”.

Rodrigo Beltrán, Director de la Carrera de Kinesiología, expuso que “en algunas asignaturas, como Evaluación Kinésica, es muy importante estar en presencialidad para equiparar el aprendizaje de los alumnos frente a un caso clínico de simulación y lograr espacios de participación. Este reencuentro fue una instancia efectiva, amena y de aprendizaje mutuo, tanto para estudiantes como académicos”.

Ronald Urrutia, docente de Enfermería manifestó que “mi experiencia de volver a la presencialidad fue muy grata y enriquecedora. Siento que la virtualidad colaboró muchísimo en el aspecto académico para los alumnos en las asignaturas que imparto, Telesimulación y Urgencias, pero la relación presencial es clave, aún más por ser una carrera humanista-científica, donde el contacto directo es primordial con nuestros pacientes”.

Para Carlos Inostroza, alumno de tercer año de Enfermería, “este fue un retorno seguro, con medidas muy adecuadas, que nos permitió recuperar talleres del Módulo de Salud y Morbilidad. Fue genial reencontrarse con la universidad, con los compañeros y practicar técnicas de enfermería en compañía de nuestro docente”.

Finalmente, Natalia Aguilera, estudiante de cuarto año de Medicina Veterinaria Executive, comentó que “el regreso a una clase presencial fue renovador, volver a ver a los compañeros, escuchar a los profesores y ver el instrumental y los equipos de anestesia, muy necesarios para nuestra clase de Cirugía que es mayormente práctica. El cambio de ambiente renueva las energías, por lo que espero que cuidándonos y manteniendo todas las medidas de seguridad podamos seguir asistiendo a estos prácticos importantes para nuestro desarrollo académico”.

Comparte: