Logo

Marcelo Comparini, periodista, conductor de radio y televisión, y realizador del programa cultural de arquitectura internacional, City Tour, fue el protagonista del VI Ciclo de encuentros: Gestión de Empresas Periodísticas, instancia académica organizada por los estudiantes de la carrera de Periodismo de UDLA.

El invitado compartió su experiencia de trabajo con el público, abordando los principales aspectos de su carrera y cómo han llevado adelante exitosos proyectos comunicacionales de manera independiente.

“Cuando estudié periodismo lo importante era el contenido, por lo que en ningún momento me enseñaron cómo administrar esto como si fuese un negocio. Nunca hablamos de cómo armar un presupuesto o una carta Gantt, por lo que todo lo que sé lo aprendí con la práctica. En lo personal creo que la base de un periodista debería constar de un montón de conocimientos básicos en la mayor cantidad de áreas posibles, siendo una de las más importantes, por si uno quiere dedicarse a generar contenido y hacer negocios, es la administración de empresas”, manifestó Comparini.

Luego de revisar sus primeros pasos con su productora independiente, el periodista contó acerca de cómo nació el proyecto de City Tour y lo relevante que ha sido la figura del arquitecto Federico Sánchez en el programa.

“Tengo buen ojo para descubrir a gente que puede andar bien en pantalla y sabía que Federico era un personaje que iba a causar impacto porque era muy distinto (…) Tiene una mente para el comercio muy buena y eso es muy bueno, por lo que asociarme con él fue mi salvación porque soy un pésimo vendedor de mis productos. Yo sabía que el programa era entretenido y con el paso del tiempo se ha transformado en un muy buen negocio para los dos, al nivel de que el sexto año desde la señal de Canal 13 nos invitaron a formar parte de la parrilla”, apuntó.

Durante la conversación con los estudiantes, Comparini fue claro en comentar que “la clave para hacer un proyecto comercialmente viable actualmente en la televisión es el manejo de los costos, algo que lamentablemente la televisión abierta recién está entendiendo. Yo aprendí a hacer TV a un precio muy exequible y con resultados en la pantalla no muy distintos. Un capítulo de una teleserie por ejemplo vale 35 millones de pesos, nosotros en City Tour haríamos dos años con ese costo”.

El periodista agregó que “saber, manejarse y navegar por el mundo digital es esencial porque el futuro es ese. Mis hijos ya no ven televisión, están en el celular y ven donde ellos quieren los pedazos de programas que necesitan mirar, entonces hay que adaptarse y entender que los contenidos tienen que ser cortos, poder verse en televisión, pero a la misma vez descargarse en el celular”.

Comparte: