Escuela de Periodismo de UDLA convoca a políticos nacionales para debatir sobre transformación social y constitución

Publicado el 22 de octubre de 2020

En el contexto del proceso constituyente en el que se encuentra Chile, y como parte del Ciclo: “Pensando el Nuevo Chile: Diálogos sobre transformación social y Constitución”, la Escuela de Periodismo llevó a cabo este conversatorio político con el objetivo de mostrar distintos escenarios y puntos de vista sobre la transformación social y política que vive el país, y así, a través de la experiencia de los expositores, aportar al debate y al diálogo.

El Decano de la Facultad de Comunicaciones y Artes, Mauro Lombardi, quien ejerció como moderador de la jornada, comenzó afirmando que “estamos en un proceso histórico en el país. Chile se enfrenta a una elección que será determinante para el futuro de nuestra nación y por este motivo, hemos querido realizar un foro político como ha sido nuestra costumbre durante los últimos 10 años”.

Ante la primera interrogante, enfocada en lo que se jugará el próximo domingo en las elecciones, Natalia Castillo, Diputada de Revolución Democrática, manifestó que “lo que está en juego es el futuro de nuestro país. Estamos en un momento histórico que es precioso; nunca en Chile hemos tenido como pueblo la oportunidad de cimentar las reglas del juego de la institucionalidad y la democracia hacia el futuro. Tenemos la oportunidad de pasar de una de las constituciones más autoritarias a una de las constituciones más democráticas con estándares de participación importantes y normas claves como la paridad de género”.

Por su parte, Gonzalo Fuenzalida, Diputado de Renovación Nacional, afirmó que espera tener “un plebiscito tranquilo, donde la violencia no juegue en contra.  En el caso de que gane el apruebo, estoy seguro que esa constitución será mejor que la constitución que tenemos actualmente, que ya cumplió un ciclo. Todas las constituciones se han ido haciendo cargo de un país que va cambiando y que va teniendo nuevas necesidades de un nuevo pacto social”.

El Diputado del Partido Demócrata Cristiano, Matías Walker, aprovechó su intervención para desmitificar algunas ideas que aún giran en torno a una nueva constitución. “El límite del trabajo de la Convención Constitucional establece un respeto al carácter democrático de la República de Chile y a los tratados internacionales. Ahí se incluyen los tratados de derechos humanos, medioambiente, el libre comercio, entre otros; eso no se puede borrar y está garantizado. En tanto, la hoja en blanco, lo que va a permitir, con el correlato de los 2/3 que se requieren para acuerdo, es abrir el diálogo y liberación colectiva. El marco constitucional es garantía de que no vamos a comenzar de cero”, manifestó.

Expectativas y rechazo a la violencia

Sobre las expectativas generadas por la clase política en la comunidad ante este plebiscito, Felipe Salaberry, Secretario General del Partido Unión Demócrata Independiente, fue bastante crítico con la oposición: “Lo que le hemos vendido a la ciudadanía es una sobre expectativa sobre la nueva constitución. Hace algunos meses vi a Ximena Rincón hacer la comparación sobre áreas verdes en la Región Metropolitana y dijo que en La Cisterna hay un menor número de áreas verdes por habitantes que en Vitacura y por eso, señala su Twitter, había que cambiar la Constitución. Senadores como Alejandro Navarro también señalaron que para mejorar las pensiones había que cambiar la Constitución con un nuevo sistema de pensiones. Yo creo que hay muchas expectativas que generamos los actores políticos sobre las leyes, que no son correctas”.

Castillo respondió indicando que “la sobreexpectativa se ha construido por aquellos sectores que quieren que nada cambie, personas que están por el rechazo. No he escuchado a nadie responsablemente señalar que cuando cambie la Constitución van a subir las pensiones (…) Es evidente que al día siguiente del plebiscito las cosas no se van a cambiar por arte de magia. Lo que primero se necesita es tener una constitución libre de amarres y luego trabajar en un Estado que garantice los derechos sociales”.

Otro de los tópicos que se trataron en el foro fueron los actos de violencia que se han vivido durante las últimas semanas en el país. Ante ese escenario, hubo una condena de parte de todos los invitados hacia estas acciones.

“La orden y seguridad es responsabilidad del gobierno de turno y para eso tiene a las policías, sistemas de inteligencia e incluso puede utilizar a las fuerzas armadas. Obviamente repudio la violencia, pero también creo que debemos tener en cuenta las responsabilidades de quienes están gobernando en utilizar todas las herramientas que establece la ley para que la violencia no se imponga”, manifestó Fuenzalida.

Walker en tanto, agregó que “nosotros como partido hemos condenado la violencia no solamente de quienes se valen de legitimas manifestaciones sociales para generar disturbios, sino que también condenamos la violencia que viene por parte de agentes del Estado en relación a los derechos humanos”.

Por su parte, Salaberry mostró discrepancia con los políticos afirmando que “la condena contra los hechos de violencia, que ha sido replicada por casi todos los sectores, menos en el  PC, no ha sido dura y fuerte. El ojo siempre ha estado puesto en si Carabineros actúa con más  o menos dureza. Creo que, por eso, no hemos podido deshacernos de esos hechos de violencia”.

Comparte: