Decano Marco Vega se refiere a sellos diferenciadores de la carrera de Administración Pública: “Queremos preocuparnos de los problemas sociales”

Publicado el 5 de octubre de 2020

La carrera de Administración Pública nace el 2018 bajo el alero de la Facultad de Derecho de Universidad de Las Américas con el objetivo de aportar a la sociedad profesionales formados para contribuir a la gestión y desarrollo de las instituciones estatales, privadas y organismos no gubernamentales, que diseñan, ejecutan e implementan respuestas orientadas a satisfacer las necesidades públicas.

Una de las autoridades que estuvo involucradas en el proceso de creación fue Marco Vega, Decano de la Facultad de Derecho, quien a continuación comenta los sellos diferenciadores de la carrera en nuestra institución.

  • ¿Cómo nace la idea de crear la carrera de Administración Pública en UDLA?

Se gesta en el proceso de planificación estratégica que hicimos el 2018 donde estudiamos qué carrera podíamos desarrollar para hacer un mayor aporte al debate de las políticas públicas y que se podía complementara adecuadamente con la carrera de Derecho que ya ofrecíamos. Surgió naturalmente la carrera de Administración Pública. Analizamos el contexto, la empleabilidad, qué universidades la ofrecían, cómo podríamos hacer un Perfil de Egreso diferente y cuál sería el aporte que podríamos hacer a la sociedad. Ahí surgió la idea y empezamos a trabajar el año pasado en este proyecto que es bastante innovador con respecto a lo que se estaba ofreciendo.

Nos dimos cuenta que había una necesidad de modernización del Estado y un sinnúmero de nuevas políticas nacionales e internacionales que demandaban un cambio en la gestión del Estado y una mirada distinta a los problemas públicos. Ante ese escenario, decidimos enfocarnos más hacia los problemas públicos que a formar administradores estatales. Queríamos preocuparnos de los problemas sociales, independientemente si nuestros egresados trabajarían en el Estado o el sector privado.

Una vez que encontramos ese eje, empezamos a trabajar en un Perfil de Egreso enfocado en profesionales que tuvieran herramientas para resolver y proponer soluciones a las problemáticas públicas desde distintas miradas.  Nuestros estudiantes podrán trabajar tanto en el Estado como en una ONG, una institución sin fines de lucro, o en una empresa privada, siempre que tenga como foco la preocupación por resolver problemas públicos; eso amplía la mirada y nos lleva a formar profesionales que tendrían mayor empleabilidad o un mayor campo laboral para desarrollarse. 

  • ¿Cómo construyeron la malla curricular de esta carrera?

Una vez que teníamos definido el Perfil de Egreso, se empezó a construir el plan de estudios, el cual está estructurado en base a una línea de ciencias sociales, una de matemáticas y gestión, y un fuerte sello en derecho. Tiene una duración de cinco años, lo cual es relevante, porque hay algunos requerimientos regulatorios externos que están relacionados a la formación mínima y la posibilidad de acceder a beneficios laborares en el sector público.

Nuestra línea de gestión la trabajamos fundamentalmente con la Facultad de Ingeniería y Negocios, la cual nos apoya en la formación de matemática, contabilidad, administración de empresas y económica, entre otras. La carrera también tiene una rama muy moderna porque incorpora asignaturas que normalmente no están en otras mallas de administración pública como por ejemplo: tributación, ramos de informática y  tecnología, políticas de inclusión,  inglés, derecho laboral y derecho regulatorio entre otras.

  • ¿Cómo acompaña UDLA en el proceso de pasantías o prácticas en esta carrera?

Estamos trabajando en convenios con la Asociación de Municipalidades y con organismos públicos y privados para que los estudiantes, a medida que avancen en su formación,  puedan desarrollar los aprendizajes en lugares que se dediquen a resolver problemas públicos y puedan aportar a la solución de problemas reales.

Suscribir convenios con instituciones, tanto públicas como privadas, para que estudiantes puedan hacer sus prácticas, haciéndose cargo de los problemas que esas instituciones necesiten  resolver. Los alumnos podrán aportar ideas, hacerse cargo de esos proyectos, los cuales serán parte de su proceso de titulación.

Cuando esta carrera estaba en evaluación, uno de los aportes que más identificamos que podía realizar fue al debate público, puesto que es una carrera de muy fácil vinculación con el medio, con los desafíos de la modernización del Estado. Es una carrera que nos vincula de forma directa con los problemas públicos.

  • ¿Qué análisis hacen a partir de estos primeros meses de clases?

Estamos bien entusiasmados. La carrera se está ofreciendo tanto en la Sede Viña del Mar como en la Sede Santiago, en los formatos diurno y executive. Esto último es importante porque nos da la posibilidad de recibir estudiantes que buscan una oportunidad de obtener un título profesional y que dar un salto de calidad en instituciones públicas, municipalidades, etc. Hasta el momento ha funcionado todo bien, hemos tenido buena aceptación y a los estudiantes les está yendo bien, lo que es fundamental. Esperamos seguir así.

Comparte: