Mujeres profesionales fueron protagonistas de un nuevo ciclo del conversatorio “Investigación y creación en tiempos de crisis: todo sigue en movimiento”

Publicado el 1 de septiembre de 2020

Docentes, académicos y estudiantes de la Carrera de Intérprete en Danza fueron parte de otra edición del ciclo conversatorio “Investigación y creación en tiempos de crisis: todo sigue en movimiento”.

La actividad fue liderada por mujeres profesionales de la disciplina que, en contexto de pandemia, han debido reacomodar sus procesos para seguir desarrollándose y poner en práctica sus trabajos en investigación, creación y docencia.

Una de las participantes fue Javiera Sanhueza, integrante del equipo creativo de Espacio La Vitrina (Santiago) y quien desde el año 2011 enseña e investiga sobre el movimiento, especialmente a través de la práctica del contacto-improvisación, tanto en Chile como en otros países latinoamericanos.

En lo personal he buscado durante este tiempo estrategias de supervivencia para vincularme y para seguir estando en mi con otras personas.  También he bajado un poco las expectativas con respecto a los objetivos académicos de los alumnos; debemos cambiar totalmente el foco y dirigirnos más a lo humano porque al final del día esta es una crisis compartida. El vínculo que he logrado con las personas ha sido fundamental para estar bien, para no aislarme”, apuntó Sanhueza.

El conversatorio siguió con la voz de Gabriela Aldana, licenciada en Danza de la Universidad de Artes y Ciencias Sociales (ARCIS), quien ha desarrollado su trabajo como coreógrafa interesándose en la investigación de improvisación en escena, composición simultánea y escénica, temas antropológicos y culturas ancestrales.

“El crear comunidades es algo muy potente, independiente de lo que hagamos, ya estamos haciendo comunidad cuando nos estamos mirando, habitando desde el cuerpo e investigando las preguntas que surgen en cada uno de nuestros cuerpos. Hay que tener una confianza férrea en nuestra propia experiencia, esa es la mayor revolución que uno puede hacer. Estamos viviendo en un mundo en que te enseña a modelarte, silenciar tus experiencias y eso no está bien. Uno tiene que habitarse y a partir de ahí, habitar el planeta”, apuntó Aldana.

Por último, tomó la palabra Ninoska Soto, docente y creadora de “Pseudónimo Compañía de Arte Contemporáneo”, junto al músico y compositor Gabriel Miranda. Durante su intervención, la profesional compartió importantes recuerdos de su formación en la carrera de Intérprete en Danza en UDLA.

Tengo muy hermosos recuerdos de mis tiempos de estudios. Tuve la oportunidad de estar en un campus donde compartía espacios y ramos con las carreras de danza, música, teatro y canto lo que nos permitió vincularnos de forma importante. La carrera también tocó muchas áreas, tuve clases de piano, técnica vocal, audición y análisis, historia del arte, técnica e improvisación. Todo eso, más mi búsqueda personal, me permitieron abrir mi mente e ir absorbiendo las visiones de esas personas. A partir de ahí comencé a utilizar elementos que de alguna manera problematizan al cuerpo y me hacen estar en un estado real”. 

Comparte: