Logo

De acuerdo a la información entregada por el Ministerio de Salud, una de las medidas de protección más efectivas para evitar el aumento de personas contagiadas con Coronavirus es realizar un aislamiento domiciliario, también llamado cuarentena.

Para los ciudadanos que no han tenido contacto con alguna persona con la enfermedad y no presentan síntomas, su aislamiento consiste en quedarse en su hogar donde podrá realizar todas las actividades normales como compartir en familia, hablar por teléfono, ver televisión o realizar deportes. Es importante el lavado frecuente de manos, la ventilación de espacios y desinfección de superficies.

En el caso que la persona tenga que realizar teletrabajo, debe organizar una rutina y definir los espacios que va a utilizar. Algunos de los consejos para lograr este objetivo son:

  • Iniciar su rutina diaria lo más parecida a cuando se va al trabajo se forma presencial. Eso incluye levantarse temprano, ducharse, cambiarse de ropa y desayunar.
  • Realizar el trabajo fuera de la habitación.
  • Programar pausas durante la jornada.
  • Dejar espacios libres para la alimentación.
  • Poner un límite a la jornada laboral.

Si un familiar directo fue diagnosticado con COVID-19, deberá permanecer aislado para evitar el contagio con otros miembros de la familia. En este escenario, se debe seguir estas recomendaciones:

  • La persona contagiada debe permanecer en una habitación individual con ventana. Si esto no es posible, se debe mantener una distancia mínima de un 1 metro con todos los integrantes del hogar.
  • El enfermo debe tener un baño exclusivo. Si la infraestructura de la casa o departamento no lo permite, la familia debe limpiar y desinfectar todas las superficies que tocó el paciente con solución desinfectante a base de alcohol.
  • El contagiado tiene que contar con un basurero con tapa dentro de la habitación para la eliminación de pañuelos desechables.
  • El paciente no debe recibir visitas y mantener una buena higiene respiratoria (cubrir su boca y nariz al toser o estornudar).
  • La persona debe tener utensilios de aseo personal y alimentación de uso exclusivo.

El cuidador del paciente también tiene que tomar algunas medidas para prevenir el contagio:

  • Los utensilios de cocina debe lavarlos con agua caliente y jabón.
  • La ropa de cama, toallas y ropa de vestir, deben lavarse de manera individual usando detergente común a 70° por 20 minutos en lavadora. Si no dispone de ella, puede realizarlo a mano con su detergente habitual.
  • Es obligación limpiar y desinfectar frecuentemente todas las superficies como escritorios, veladores o manillas de puertas con solución desinfectante a base de alcohol.
Comparte: