UDLA imparte conversatorio sobre “Reciclaje: responsabilidad ciudadana y empresarial”

Publicado el 20 de mayo de 2020

Con el objetivo de concientizar sobre la importancia del reciclaje como herramienta clave en la lucha contra el cambio climático, la Facultad de Ingeniería y Negocios, junto con el apoyo de Codexverde, realizaron el webinar “Reciclaje: responsabilidad ciudadana y empresarial”, donde tuvieron la oportunidad de llevar a cabo un análisis de esta acción tan fundamental para la Economía Circular en el contexto actual.

El primer expositor de la jornada fue Alejandro Navech, ingeniero comercial y gerente general de la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (Anir), quien analizó los efectos que ha tenido el COVID-19 para el reciclaje nacional.

El profesional manifestó que en los últimos meses este se ha visto afectado en tres áreas principalmente:

 

  • Disminución de abastecimiento de materiales usados: Debido a la cuarentena, muchas empresas dejaron de consumir alimentos y eliminar desechos en sus dependencias, por lo que se produjo un traslado hacia los hogares. Por ende, hay un traslado de consumo y una dificultad en la operación de la cadena.
  • Disminución de las ventas del producto tratado: La mayoría de las empresas de reciclaje hacen un tratamiento de todos los productos, logrando generar uno nuevo, por ejemplo, un molido de vidrio o la pulpa de cartón. Estos productos han tenido una disminución en la venta ya sea el precio del petróleo, por las exportaciones, etc.
  • Estrechez en el flujo de caja: Otra de las problemáticas ha sido el tema económico. Existe un pronto pago a proveedores y se ha visto algunas prórrogas de pago por parte de clientes y presiones por bajar los precios de los productos.

El segundo participante de la jornada fue Mario Herrera, biólogo marino y abogado de la Universidad de Concepción, vicepresidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Asociación de Empresas de la V Región. El experto presentó la charla: “Los desafíos de la industria en el desarrollo de un reciclaje eficiente”. 

Herrera comenzó explicando que “hasta hace algunos años, los problemas que se estaban dando a conocer en los informes sobre medio ambiente era principalmente la escasez hídrica en la zona central, seguida por la contaminación atmosférica en sectores como Puchuncaví y las amenazas frente a la conservación de la diversidad”.

“Los residuos estaban en el cuarto y el reciclaje en el quinto lugar.  En este escenario necesitamos de forma urgente una “rayada de cancha” a las industrias que son grandes productores; ellos,  deben ser capaces de compatibilizar sus ganancias con temas relevantes como el cambio climático, el desarrollo sustentable, los cambios en el SEIA, el aumento del consumo de energía y la disposición de residuos sólidos”, agregó Herrera.

Para finalizar, fue el turno de Guillermo González, ingeniero civil ambiental de la Universidad Católica de Chile y jefe de la Oficina de Economía Circular del Ministerio del Medio Ambiente, quien habló de la “Hoja de Ruta a la Economía Circular Chile 2020-2040” que lidera la cartera.

“La gracia de la Economía Circular es que integra, hace sentido, no genera resistencia, es innovadora y a la vez familiar, es lógica, es fácil de entender y genera nuevos empleos. Nosotros como Ministerio, estamos desarrollando una Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos con el objetivo de subir ese 1% que existe actualmente en los domicilios. A través de un Decreto Supremo que fue aprobado por el Consejo de Ministros estamos planteando que vamos a multiplicar por cinco las tasas de reciclaje a nivel domiciliario en nuestro país: vamos a pasar del 12% a un 60% en la próxima década”, apuntó. 

La Hoja de Ruta también incorpora los residuos de la construcción y demolición, los cuales son los flujos más grandes a nivel mundial: “En todas las comunas hay pequeños montículos de escombros que están botados por las calles y que de un momento a otro se pueden transformar en vertederos ilegales. Tenemos un desafío enorme y por lo mismo trabajaremos de la mano junto a Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo”.

Comparte: