Centro de Producción del Espacio de UDLA realiza estudio sobre áreas urbanas propensas a propagar enfermedades contagiosas como el COVID-19

Publicado el 27 de marzo de 2020

En medio de la pandemia a raíz del coronavirus, el Centro de Producción del Espacio de UDLA realizó un estudio cuantitativo de carácter inductivo y exploratorio, con el objetivo de identificar focos de riesgo en espacios urbanos consolidados, tomando el caso de las capitales regionales de Chile como referencia.

La publicación, realizada por los investigadores Francisco Vergara, Carlos Aguirre y Juan Correa, da cuenta de una forma muy dinámica, los subcentros urbanos donde se producen potenciales focos de contagio y permite planificar medidas de control de tránsito de personas para reducir las posibilidades de expansión de la enfermedad por interacción social física.

“Luego de desarrollar los estudios de especialización de cada ciudad se identificaron las manzanas con alta concentración de usos según el Servicio de Impuestos Internos (SII). Se buscaron usos que atrajeran a personas: comercio, industria, educación, servicios, salud. De estas manzanas, con alta concentración de usos, se ponderaron con mayor valor aquellas más lejanas a zonas de especialización residencial. Es decir, polos sin vivienda cerca permite entender que quienes llegan a esos lugares se desplazan en transporte público o privado, lo que aumenta también la posibilidad de interacción por las propias funciones de los espacios evaluados. Entonces, en las cartografías se representan aquellos espacios urbanos que son grandes atractores de viajes urbanos y además que concentran actividades que solicitan harta interacción social”, apunta el texto.

El artículo de investigación entrega a la comunidad una serie de cartografías que sintetizan los resultados para cada una de las capitales regionales. En violeta aparecen los espacios urbanos que califican como atractores de cada ciudad estudiada y en gris las zonas cuya atracción es de menor intensidad. Acá algunos ejemplos:

Dentro de las conclusiones que obtuvo este trabajo de investigación está que “la obtención el confinamiento o cierre de estas áreas de la ciudad podría permitir reducir el riesgo de que los virus como el Coronavirus se propaguen en la población y, con ello, contribuir al control sanitario”.

Para conocer en profundidad los resultados por las capitales regionales, puedes pinchar aquí.

 

Comparte: